15 febrero 2009

NUEVAS VISIONES CINEMATOGRAFICAS DESDE IQUITOS

El periodista Gonzalo Galarza, enviado especial del diario El Comercio para cubrir la reciente visita de Alberto Fuguet, ha escrito una extensa nota que aparece en la sección Luces, en la cual habla de la movida audiovisual que se está gestando desde Iquitos. Por amplias cuestiones de interés, publicamos el texto completo, que supone descubrir para el país los esfuerzos que se realizan desde nuestra ciudad por hacer cine interesante y de calidad.



NUEVAS VISIONES EN LA SELVA

LA SEMANA AUDIOVISUAL CONCLUYÓ CON UNA CERTEZA: EL CINE ES LA MAYOR MOVIDA CULTURAL EN IQUITOS. EN MARZO SE GRABARÁ UNA MINISERIE HECHA POR JÓVENES Y EN ABRIL LA PRIMERA PELÍCULA DE GÉNERO

Por: Gonzalo Galarza Cerf

IQUITOS. La escena en las aguas del río Itaya refleja lo que ocurre en tierra, en la ciudad, cuando el sol se cansa de alumbrar el día y la luna pasa a ser un foco de luz pálida en medio de una noche en la que la fantasía es solo eso, fantasía. La realidad es otra, como la protagonizada por Yoli, una actriz amateur, y Gart Van, un holandés que podría ser su padre. Él, que interpreta a un extranjero que ha recurrido a un mototaxista para conseguir a esta adolescente, está llevándola a dar un paseo en canoa.

Ella, que actúa como una niña que recién se inicia en la vida, está a punto de presenciar la muerte.

“Al final de la película él muere de un ataque al corazón. Es una metáfora, porque para hacer eso no tienes que tener corazón”, dice Yannick Nolin, un director canadiense que concibe el cine como una herramienta de cambio social. Hace cuatro años llegó a Iquitos acompañando a un profesor para grabar un documental y dictar un taller en La Restinga, una asociación que rescata a niños y jóvenes de la calle y los alimenta con arte y deporte.

Este verano, el cineasta canadiense ha invitado a siete compañeros de su colectivo Kino-Quebec para hacer cortos de temática social junto con Kino-Iquitos, el grupo formado por los jóvenes de La Restinga. A unos metros está Leo Ramírez, uno de los nuevos hijos de este renacimiento cinematográfico amazónico. Él fue alumno de Colin en el 2004. Hoy es la cabeza de los talleres de La Restinga y devuelve lo aprendido a otros chicos. Esta tarde, Leo será el guía de su colega canadiense en su rodaje en Belén: el cortometraje concluye cuando la joven vuelve a su casa y su padre la recibe para festejar sus 15 años. Esta vez, la muerte del extranjero la ha salvado, pero el tema de la explotación sexual sigue vivo. En Iquitos, la ficción está tratando de cambiar la realidad que viven y padecen sus pobladores.

LA MINISERIE
Leo Ramírez ha aprendido a detectar cuándo un guion funciona a partir de sus experiencias: ha sido cocinero, mototaxista, limpiador de casas, obrero de una maderera… “Esto me ayudó y me dio experiencia para la dirección y la organización, para saber cuándo una historia está faltando a la realidad”, dice. La suya es una profesión ganada a base de esfuerzo: el hombre de 29 años ha sido nombrado coordinador de la serie de televisión que grabará La Restinga.

Los once capítulos, escritos por Luis Chumbe, una promesa de 16 años, contarán la historia de tres jóvenes cuyos problemas afloran a la hora en que una profesora decide mezclarlos en un salón de clase: “Es llevar el discurso de La Restinga a la televisión pública, ver el Sistema Educativo, la respuesta de los chicos ante situaciones de riesgo, que todo el mundo las vive”, dice Leo, quien editará la miniserie.

Ramírez forma parte de una camada de jóvenes que en el 2007 estrenó en la televisión local el programa “Somos ahora”: reportajes hechos por Keylita Silvano (hoy de intercambio en Noruega), Julio Guerrero (director de arte de la miniserie), Luis Chumbe (guionista y director de la miniserie) y Fabricio Linares (camarógrafo). Ellos, que han realizado los mejores filmes sociales agrupados en Chikometrajes, han rescatado lo más valioso del cine: “Antes quería hacerlo todo porque no confiaba en la cámara que hacía Luis o Fabricio. Ahora ya lo hago: he aprendido a confiar y a trabajar en grupo”.

EL LARGOMETRAJE
En Iquitos ha nacido una nueva cofradía: Los Audiovisuales, más de sesenta jóvenes que, encabezados por Dorian Fernández (director de varios cortos inspirados en mitos de la selva) y Francisco Bardales (periodista autor de IQT [Remixes] y guionista), han encontrado en el cine ese soporte donde plasmar las historias fantásticas contadas por sus padres.

Fernández, quien con su corto Chullachaqui hizo que 16, 500 iquiteños se volcaran a las salas de cine durante un mes, habla de esto como “La movida”. Una movida que partió cuatro años atrás, cuando cinco amigos decidieron irse de campamento y terminaron rodando el corto “Del otro lado”, y que hoy están por filmar su primer largometraje: “Desaparecer”, un thriller de suspenso psicológico que empezarán a rodar en abril y que deja en claro que e l cine amazónico ha resurgido.

El guion, escrito por Bardales y asesorado por el chileno Alberto Fuguet, contiene las historias de desapariciones que, disfrazadas del mito del “Pelacaras”, esconde algo más aterrador. “Estamos trabajando con la intención de crecer, de mejorar nuestra técnica”, dice Fernández, quien convocará a profesionales de Lima en la fotografía, edición y sonido para que dirijan y eduquen a su equipo.

“Este es un trabajo de proyección social: La Restinga, Audiovisual, la Universidad Particular de Iquitos, todos nos apoyamos, precisamente porque no hemos tenido la posibilidad de estudiar Comunicaciones o en una escuela de cine”, explica Bardales. Desde el año pasado, ambos están dictando talleres de narrativa y lenguaje audiovisual para formar cineastas y actores. Esta vez, Fernández, que vive de la publicidad a través de su empresa Audiovisual, ha conversado con dos actores limeños para que protagonicen la película. El hombre que empezó con una video 8 a los 15 años quiere devolverle a Iquitos esa cifenilia vivida con pasión en los años sesenta. Y esto no es un mito.

3 comentarios:

MUSMUKEANDO - FRANZ MAX dijo...

interesante! muy inetresante!
a trabajar

RaMiRo CeLiS dijo...

Debemos demostrar todo el potencial y el talento que tenemos los jóvenes loretanos, hay un equipo bastante animado para mostrarle, no sólo al Perú sino al mundo, que en Iquitos hay historias inceríbles que necesitan ser mostradas, hay que darle para adelante como dice Franz Max, ya es hora de DESPEGAR.

Fernando Montalván dijo...

Apreciado Francisco:
Acabo de leer el informe sobre el cine en Iquitos, lo que me ha producido inmensa alegría y orgullo. Muchísimas felicitaciones por el tremendo esfuerzo que ello representa, ojalá la comunidad loretana sepa apreciar el esfuerzo que significa.
En momentos que el cine peruano acaba de ganar un importante trofeo, el que desde nuestra querida provincia se trabaje en éste difícil arte, dice mucho de nuestra gente y del futuro promisorio que nos espera.
Te reitero mis felicitaciones y para los que contigo trabajan.
Un abrazo,
fernando Montalván.

www.pacarmondixit.blogspot.com
www.elrescatedeleticia.blogspot.com